Bienvenidos...
Reikiavik, moldeada por las energías de la Tierra, rebosante de la efervescencia de una capital cosmopolita, rodeada por la pura e impoluta huella de la naturaleza, es una ciudad de llamativos contrastes, donde se ven casitas de láminas de hierro ondulado, acurrucadas junto a futuristas edificios de cristal, donde se encuentran instalaciones de última tecnología a tiro de piedra de escabrosos terrenos volcánicos y donde las influencias internacionales se mezclan con las tradiciones nacionales islandesas, creando una cultura singular en una simbiosis de lo antiguo y lo nuevo..
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Atajos Importantes

Estamos en...
Verano! La magnífica naturaleza que rodea Reikiavik convierte a esta ciudad en única para los más aventureros, que pueden escoger entre un amplio número de actividades. La pesca del salmón, una partida de golf a medianoche, navegación, escalada, caminatas por el glaciar, excursiones a caballo o el avistamiento de ballenas forman parte del atractivo de la capital y pueden realizarse en excursiones de un solo día, con tiempo para estar de vuelta en la ciudad para la cena.
Novedades y algo más
18.7
Un ángel estaría afligido por ser alérgico a las almohadas de plumas.

18.7
Se dice que un cazador se volcó a los Bailes Nudistas porque es mejor la paga.

18.7
Apertura Oficial del Foro! Que estas esperando para rolear?
Últimos temas
» -Trama General-
5/10/2017, 23:50 por Rey de Huesos

» -Razas y Grupos-
5/10/2017, 23:49 por Rey de Huesos

» -Nuestra Historia-
5/10/2017, 23:49 por Rey de Huesos

» Shhh [Allan Soth]
26/8/2016, 11:45 por Invitado

» ¿Como matarías al de arriba?
18/8/2016, 15:49 por Declan O. Wheelehan

» Cadena de deseos
18/8/2016, 15:46 por Declan O. Wheelehan

» Universidad Wilhem & Jacob Grimm [élite]
15/8/2016, 12:07 por Invitado

» Juego de tronos
14/8/2016, 15:00 por Declan O. Wheelehan

» Confesionario
10/8/2016, 23:47 por Invitado

Administración
Reconocimientos
Nombre apellido
Mejor Chica
Nombre apellido
Mejor Chico
Nombre apellido
PJ más activo
Compañeros

Élite 13/40
Griegas

AFILIACIONES NORMALES AQUÍ
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best
Licencia de Creative Commons

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional
Basado en un juego Hidden del nombre Riddle Of Fate. Agradecemos a los artistas de DeviantArt por las imágenes y los recursos destinados a los gráficos del foro.

Björn & Sons [Tómas Hjálmarsson]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Björn & Sons [Tómas Hjálmarsson]

Mensaje por Invitado el 3/8/2016, 05:37

Vivía perdida desde aquella tarde, no recordaba qué había pasado exactamente pero había hecho que todo cambiara. No había podido volver a casa y había perdido la noción del tiempo por completo, todo cambiaba a mi alrededor pero cada vez que trataba de pedir ayuda las cosas no acababan bien.
Tenía miedo y estaba sola.

Caminaba por las calles, como siempre, trataba de buscar mi casa pero no era capaz de encontrarla, ya ni si quiera podía encontrar la fábrica en la que trabajaba. También había desaparecido y uno de esos edificios modernos ocupaba su lugar. Eso o estaba más perdida de lo que yo creía.

Giré un par de calles, y ahí estaba, perdida y angustiada. Rompí a llorar, las farolas que estaban apagadas tintinearon. ¿Por qué ocurrían este tipo de cosas cuando lloraba o me enfadaba? No lo entendía, como tampoco entendía que la gente no me esquivara ni que me contestaran cuando les hablaba.
Incluso si hacía un esfuerzo por hacerme notar eso les asustaba y huían de mi. ¡Yo debería de huir de ellos! Todos con esas ropas tan extrañas y esos aparatos todo el día pegados en las manos.

Me senté en un banco de la calle recordando, antes al menos tenía la fábrica. Había tratado de resguardarme allí dado que no encontraba mi casa pero no había sido buena idea. Sólo al principio hablaba con los trabajadores pero ¡no les quería molestar! Tan solo necesitaba un poco de ayuda, que me dijeran cómo volver a casa. Pero eso les asustó. Incluso llamaron a un grupo de personas que con unos cacharros rarísimos me hacían las mismas preguntas una y otra vez ¡Incluso capturaron mi voz! ¿¡Quién les había dado permiso!? Me enfadaba de pensarlo. Después llamaron a aquel cura, otro pesado y que Dios me perdone, pero quería echarme de allí y estaba enfadada. No fue mi culpa, se le cayó a él la vela sobre todo el montón de telas. ¡Por su culpa todo se quemó! Y ahora estaba en la calle. ¡Por su maldita culpa!

Las farolas volvieron a tintinear y una bombilla estalló al tiempo que pasaba un grupo de chicos, se rieron con esas risas de animales que tenían y se pararon a hablarle a esos rectángulos con luces de colores que siempre llevaban en la mano. Los separaban de la cara y les hablaban, o simplemente se quedaban observando algo a través de ellos. A veces decían que iban a sacarle una foto a algo pero eso era mentira. Ni si quiera llamaban al fotógrafo para ello.

No quería oírles ni un segundo más por lo que me fijé en la tienda que tenía en frente. Entré dando un pequeño portazo, como si una corriente de aire hubiera abierto la puerta y me paré a observar detenidamente aquello. Al menos las voces de esos animales no se oían tan nítidamente.

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Björn & Sons [Tómas Hjálmarsson]

Mensaje por Invitado el 3/8/2016, 14:25

Era la tercera vez en el día que reorganizaba la sección de ‘Best sellers’, ya que al parecer Mili tenía una severa alergia a la literatura juvenil, especialmente sobre romances melosos y fantásticos con hombres lobos y vampiros. Recogió un par de libros, apilándolos de tal forma que rogaba no volvieran a caer, cuando el sonido de la campanilla de la entrada tintineó tan leve que si no hubiera sido por que los tres pares de orejas puntiagudas voltearon, Tómas jamás se habría dado cuenta.

-Bienvenido, enseguida voy- saludó sin dejarse ver demasiado. Se encontraba detrás de uno de los estantes colocando los últimos tres libros -¿Algo en lo que pueda ayudar?- era lo que siempre decía cuando un cliente nuevo entraba, pero mayor fue su sorpresa al no encontrar a nadie ahí -¿Aló?- llamó por última vez, pero solo el silencio fue su respuesta. Con el ceño fruncido miró de lado a lado, encontrando nada. Esa era la pobre percepción de un humano, porque los tres mininos estaban más que atentos a la intrusa y no le despegaban los ojos de encima. Después de todos ellos eran los guardianes de la librería y jamás habrían de quedar mal.

Tómas, por otro lado, alzó los hombros y continúo con lo de siempre. El libro que había dejado medio abierto continuaba en su mesón, pero antes de sumergirse de narices a la lectura, encendería su termo eléctrico para prepararse un té y capear algo del frío que comenzaba a hacer, algo extraño ya que de la nada parecia haber decaído la temperatura abruptamente. Eso podía explicar porque la puerta se había abierto y nadie entrado, comenzaba a helar.

El libro que hoy ocupaba su atención no era nada más y nada menos que un almanaque sobre los 50 fenómenos paranormales más extraños sin resolver de Islandia. Entre ellos estaban casos de exorcismos fallidos, fantasmas milenarios, pie grande –sí, pie grande islandés-, ciudades elficas perdidas y cada otra locura tan o más imposible de creer que la anterior. Para una mente común eso no era más que literatura basura, un libro que servía para asustar niños y sostener puertas, para Tómas era la fuente de su diversión, porque quién le conociera sabría que tenía escrito la palabra “extraño, raro o paranormal”, ese era un título perfecto para él. Así era la rutina de día a día, para algunos quizás aburrida y monótona, para Tómas era como estar en el paraíso.

Mientras Tómas continuaba adusto preparando su taza de té, Miley, se levantaba de su cómoda cama de libros comenzando a analizar de pies a cabeza a la joven que parecía que nadie era capaz de ver, más que los gatos. Con ojos alertas y su cola agitándose de lado a lado, pegó un maullido despertando a sus dos compañeros. De la nada eran tres gatos mirando al mismo punto fijo. 


Mili, Miley y Mo en orden:

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Björn & Sons [Tómas Hjálmarsson]

Mensaje por Invitado el 3/8/2016, 14:49

Suspiré, había cientos de libros, miles. Sonreí notando como el enfado que tenía se disipaba, seguro que al menos, hasta que encontrara mi casa, tenía un lugar donde estar ahora que habían derruido la fábrica y el nuevo edificio que se veía no era nada que sintiera como mi hogar.
Giré la cabeza mirando las estanterías, seguro que aquí estaban todos los libros ingleses que mi vecina me leía, aunque si no estaban traducidos de nada me serviría. Bastante tenía con leer y leyendo a la velocidad a la que leía... Más que suficiente para alguien que nunca había pisado el colegio.
Había aprendido a leer por el egoísmo de mi hermano mediano, no quería estudiar él sólo. Aunque escribir se me daba bastante mal, muy muy mal.

Había un hombre allí dentro, habitualmente no me gustaban los hombres, pero parecía un buen chico, no parecía como los de la calle tan ruidosos y alborotadores. Ni como los jóvenes que venían con esas extrañas tablas y vasos a hacerme preguntas estúpidas. Siempre acababan riéndose de que no supiera deletrear bien las palabras. Necios. Poco les hice.

No, este hombre parecía sosegado y tranquilo, incluso culto, poseer una librería le hacía parecer muy culto.
Tan educadamente me contestó, a lo que yo respondí mirando en la dirección de la que provenía el sonido, mas nada más pude hacer. Sabía que si hacía mucho más saldría asustado. Siempre ocurría. Yo diría algo, algún aparato moderno me delataría y el hombre saldría corriendo.
Suspiré lánguidamente y me percaté de que alguien más acudía a mi llegada. Un gato, naranjita. Sonreí, en mi casa había uno pero siempre se escapaba y además le caía mal, nunca se dejaba tocar por mi.

Me agaché doblando mis piernas, quedando en cuclillas, no me atreví a tocarlo, no sabía qué efecto tendría sobre él. Quizá se enfadase. Me fijé cómo movía su largo rabito y llamaba a sus compañeros, había dos gatos más allí dentro.  Sonreí tranquila, todos se habían percatado de mi presencia. Durante mucho tiempo había sido ignorada pero hoy, en una librería llena de gatos perezosos había sido considerada.
Volví a ponerme en pié y me  fijé un poco más en aquel hombre sin moverme del sitio. Sonreí de lado, quizá podría leer por encima de su hombro.

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Björn & Sons [Tómas Hjálmarsson]

Mensaje por Invitado el 3/8/2016, 15:18

Colocó una bolsita de té negro en su taza de Star trek, llenó con agua caliente y 10 gotitas de stevia (había que cuidar el azúcar), revolvió y eso fue todo lo que necesitó para terminar su té. Dejó desenchufado su termo, porque la librería tenía demasiadas cosas inflamables y ningún seguro anti incendios, así que más vale prevenir que lamentar. Una vez devuelto a su puesto, siguió leyendo documento tras documento. En más de alguna ocasión soltó una risa sin creer lo que leía, es que había cosas tan ridículas que a pesar de lo crédulo que podía ser Tom, hasta él lo encontraba sin sentido. Mientras que otras historias parecían ponerle los pelos de punta, o al menos eso es lo que Tom creía, ignorando que una fría presencia seguía al mismo ritmo su libro apegada a su espalda.

Si bien tomas parecía no percatarse de nada que no estuviera dentro de las hojas, Mo deambulaba, tan travieso como siempre, enredando su cola entre las piernas de su amo, no con intenciones de exigir cariño sino al contrario, de alertar la presencia de la extraña que todos menos Tómas parecían ver.

Y aun así, a pesar de los intentos desesperados de los tres guardianes, nada era capaz de sacar de la lectura a Tom, nada excepto ese pequeño fragmento de segundo en que jugando a delinear la orilla de su taza, despegó la vista de la hoja para tomar un sorbo de té y ¡zas! Solo el reflejo de una joven en el té bastó para que Tómas debiera mirar no una, sino dos veces corroborando la extraña visión. Quedó pasmado de la impresión ¿Eso no podía ser cierto, cierto?. La sangre se le fue a la cabeza. En un movimiento torpe como él solo, volteó a su espalda; nada, no había absolutamente nada ¿Pero si miraba a la taza aún podía ver el reflejo de algo, no? Intentó corroborar lo anterior y mayor fue su sorpresa al ver que en realidad solo había té, ni un solo rastro de la figura anterior. Entonces ahí Tómas se dio cuenta –o al menos de eso intentó convencerse- que había estado mucho tiempo leyendo y ahora comenzaba a imaginar cosas por doquier. Si su padrastro le hubiera visto así de asustado habría lanzado la carcajada de su vida.

¿Había algo en la taza? No ¿En la tienda? menos ¿Entonces? Entonces... -Es hora de cerrar- advirtió a los tres mininos, levantándose de su silla y dejando la taza lo más lejos posible de él.

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Björn & Sons [Tómas Hjálmarsson]

Mensaje por Invitado el 3/8/2016, 16:14

El chico pareció sobresaltarse por algo. Algo en su té pareció darle un pequeño sobresalto, justo después de eso se levantó anunciando que ya iba a cerrar.
Compuse un gesto de angustia, no quería que cerrara, me sentía bien allí dentro, además aquellos gatos se habían percatado de mi presencia. Les miré buscando una respuesta a qué hacer, me estaba poniendo nerviosa.

No temía quedarme allí encerrada pero me sentía tan bien, había aparcado el miedo por unos instantes y eso me gustaba. No quería que aquel momento acabara. Caminé detrás de él, sabía que no iba a poder detener su acción pero sentí esa necesidad.

Tras alcanzarle, me coloqué detrás de él, había pensado tocar las campanitas de la puerta para llamar su atención cuando me vi, nitidamente, reflejada en el cristal de la puerta.
La imagen que se componía era la de un hombre joven cerrando la puerta y la mía, detrás de él. Ahí plantada, vestida igual que me vestí para aquella celebración, incluso el pelo aún guardaba la forma que los rulos habían dejado en él.

Me quedé quita mirándonos, hacía mucho tiempo que no me había visto, tenía mal aspecto en la cara, no tenía las mejillas nada sonrosadas y los ojos, tenían mal aspecto. El aspecto de una persona enferma. Al menos el carmín aún seguía en su sitio, aunque mucho más tenue por lo que el cristal reflejaba.

Definitivamente el momento había llegado, si un hombre con el poder de la información que daban todos estos libros no podía ayudarme a encontrar mi casa, nadie iba a poder y necesitaba, urgentemente, llegar a mi casa. Llevaba demasiado tiempo sola y perdida. Alargué la mano mientras el joven se encargaba de cerrar y la coloqué sobre su hombro muy lentamente. No sabía si me sentiría, no quería concentrarme en poner demasiada intensidad, no quería asustarlo. Que no huyera era mi objetivo.

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Björn & Sons [Tómas Hjálmarsson]

Mensaje por Invitado el 4/8/2016, 23:19

¿Cuánto es lo máximo que una persona común puede aguantar la respiración sin morir en el intento? Si la respuesta era tres minutos, Tom estaba rompiendo un record. Primero había sido ese pequeño instante con su taza de té, algo que si bien podía ser sometido bajo la lupa de la lógica racional, habría tenido una respuesta obvia capaz de dejarle dormir para toda la vida. Pero lo que estaba reflejándose ahí en la ventana de su puerta, eso estaba fuera de toda explicación coherente.

-¿Quién está ahí?- exigió, volteando a su espalda sin encontrar rastros de nadie, absolutamente nadie.

De aquí en adelante las acciones de Tom se transformaron en lo más hilarante. Abrió y cerró en dos instancias la puerta, una cuando pensaba marcharse y la segunda para corroborar que no había nadie del otro lado. Satisfecho, comenzó la fase de evitar entrar en pánico –Respira, respira- se repetía mentalmente una y otra vez. En la escuela no le habían enseñado ningún protocolo de acción en caso de actividad paranormal, y digamos que lo que generalmente aparece dentro de las películas no siempre resulta del todo bien, así que no era buena idea imitar esas cosas por ahora.

Entonces sucedió lo que sucedió, un chillido sacado del fondo de su estómago hizo alarma al simple tacto en su hombro. Por las barbas de Thor ¿Qué había sido eso? Una ráfaga de aire quedaba demasiado corta para explicar ese toque escalofriantemente gélido. Tómas invocó a cada dios de cada religión que conocía -incluida a su madre- para que fueran en su ayuda. Ahora estaba más que seguro, completamente y de lleno de que lo que había visto en su taza de té no fue producto del estrés, y menos aún había una explicación lógica racional para la imagen en la ventana. Todo lo que estaba sucediendo ahí, en ese mismo instante era de carácter paranormal.

Un segundo escalofrío recorrió desde lo bajo de su espalda hasta su cuello, pero esta vez era todo lo contrario,  ya no era miedo lo que le invadía sino unas ansias infinitas por gritar de la emoción. Años y años de lecturas meticulosas acerca de criaturas y cosas extraordinarias, cosas que solo les sucedían a personas particulares con poderes y dones únicos, parecían alejar toda esperanza de que algún día algo así le fuera a suceder a él, y aquí estaba ahora, Tómas Hjálmarsson viviendo la aventura de su vida ¡En su propia librería!

Iba a estallar, definitivamente iba a estallar de la emoción. ¿Pero qué debía hacer ahora? Llamar un clerigo, buscar una tabla de ouija, intentar entablar una conexión con aquel ser fantasmagórico y abrir un portal entre ambos mundos… ¿Era eso lo que debía hacer? Había leído tanto, sabía tanto, pero nada de eso venía a su mente, nada que en verdad sirviera. Entonces tendría que intentar otra cosa, algo real.  

-¿Quién eres? ¿Qué necesitas?- fue lo único inteligente que pudo balbucear.

Spoiler:
Perdón por la demora, mi computadora decidió morir sin previo aviso :C

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Björn & Sons [Tómas Hjálmarsson]

Mensaje por Invitado el 5/8/2016, 05:55

Definitivamente había causado el mismo impacto que solía causar en todo el mundo al que me manifestaba. El pobre joven se asustó y yo, como buena miedica, también.
Me encogí al verle abrir la puerta dos veces ¿había ido a dar una persona con problemas mentales? Miré a sus gatos de nuevo en busca de una respuesta, como los primeros seres que me habían tenido en cuenta, esperaba de ellos respuestas. Claro que, los pobres estarían tan extrañados con todo esto como yo.

Se giró tan rápido que atravesó mi cuerpo, no era novedoso para mi, me pasaba cuando me sentaba en la calle, nadie me esquivaba, aquello me desagradaba pero no tanto de él, parecía estar realmente asustado.
Retrocedí un par de pasos dejándole espacio, no debí haberle tocado, quizá debía haber empezado moviendo algún libro primero, quizá algún mensaje, o haber llamado más la atención de sus amigos peludos.

De pronto, inesperadamente cambió su expresión, ya no parecía tan asustado, de hecho, parecía ¿contento? Parpadeé incrédula. Necesitaba su saber para que me ayudara a encontrar mi casa, quería acabar con todo esto, era demasiado raro y estaba durando mucho.

Como siempre que decidía manifestarme, inquirían que les dijera quién era, a lo que habitualmente contestaba con algún acto de mala leche, tirar algo violentamente contra la pared, estallar alguna bombilla. No me gustaba que me preguntaran por mi nombre en lo que consideraba mi casa, la antigua fábrica que habían derruido era un ejemplo de ello. Pero hoy era yo la que estaba entrando en un sitio ajeno, era normal que me lo preguntara.

Caminé hasta la puerta, había algo de vaho en el cristal, haber estado tan cerca del joven había hecho que liberara vaho por la boca que había ido a para al cristal. Alargué mi dedo índice y me detuve a pensar cómo se escribía mi nombre. Lo recordaba porque tenía mi toalla bordada con él en hilo de color rojo. I-v-y. Era corto. Con el dedo contra el cristal dibujé las grafías con cuidado "Ivy". Sonreí, me había quedado más bonito que cuando firmaba algo con la pluma de mi padre. Rápidamente las gotas de agua comenzaron a caer, chorreando por el cristal de la puerta. Me aparté del cristal y golpeé el marco de la puerta suavemente para que mirara en esta dirección. Esperaba haber captado su atención. Continué escribiendo en lo que quedaba de vaho, que no era mucho "no quisiera haberle asustado". Esperaba no haber cometido ninguna falta de ortografía, aunque ahora que lo pensaba, debería haber empezado con una mayúscula.

Me retiré de la puerta para que no volviéramos a tropezarnos y esperé su siguiente pregunta, aunque no sabía dónde iba a poder contestarle, el vaho se estaba yendo y con él mi mensaje.

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Björn & Sons [Tómas Hjálmarsson]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.